6 trucos

Truco 1: Barnizar muebles y madera con barniz ecológico al agua y biodegradables.

Los barnices ecológicos al agua que se utilizan actualmente en bioconstruccion, protegen la madera manteniendo sus propiedades naturales. Están compuestos por materias primas de origen vegetal y/o mineral por lo que su impacto medioambiental es muy inferior al de los productos sintéticos, basados en derivados del petróleo.

Los barnices al agua, crean una capa porosa por la que transpira la madera. Actuán por inpregnación, lo que permite a la madera contraerse y dilatarse sin que aparezcan grietas en la capa protectora. Al mantenerse la madera transpirable, se evita la formación de hongos y bacterias, lo que garantiza paredes más higiénicas y una conservación de la capa protectora durante más tiempo. Desde el punto de vista estético, la capa de barniz es más transparente por lo que resalta la belleza natural de los muebles de madera.

El barniz ecológico para madera penetra más profundamente en el interior de la madera porque tiene una evaporación más lenta, lo que le permite ofrecer una protección mucho mayor ante los cambios de humedad y de temperatura. Si antes de barnizar la madera se tiñe, el barniz acuoso ayuda al pigmento a introducirse dentro de las fibras de la madera, creando un aspecto más vistoso y natural que el teñido al disolvente, normalmente más opaco y superficial.

La innovación tecnológica de los últimos años ha permitido aumentar la utilización de barnices al agua para proteger los muebles y la madera de exterior. Se ha mejorado la formulación de los barnices naturales con la incorporación de filtros ultravioleta y agentes fungicidas, ayudando a que la madera tratada tenga una mayor durabilidad y resistencia ante los agentes climáticos y xilófagos.

En Muebles JP apostamos por la conservación de nuestro entorno, respetando nuestro medio ambiente.

Truco 2: Limpiar muebles de madera con productos hechos en casa. 

Puedes limpiar muebles de madera y otros materiales con productos caseros, efectivos, baratos y ecológicos. Ahorras dinero, ahorras espacio porque no necesitas tantos frascos, pulverizadores y bayetas y cuidas tu mobiliario. Otros auxiliares y accesorios de estos materiales también se benefician.

Un buen método para limpiar los muebles de madera, que recuperen su brillo y sanearlos a la vez es:

Pon en un recipiente vinagre blanco de vino y aceite de oliva al 50%. Mezcla muy bien agitando. Te ayudara si elige una botella o tarro que cierre herméticamente (por si sobra).

Con esta mezcla frota la superficie de madera de tu mueble y, a continuación, deja “reposar” algunas horas para que la madera absorba perfectamente el producto.

Con un trapo o paño limpio y suave, absorbente y que no deje restos o pelusa frota un poco para lustrar.

¿Como funciona la mezcla de vinagre y aceite?

Muy resumidamente, el vinagre limpia y el aceite evita la abrasión y nutre la madera. El aceite de oliva, que tiene color puede oscurecer ligeramente la madera. Si quieres mantener el mismo tono utiliza aceite de girasol, que es más claro. Para evitar todo color sustituye el aceite por vaselina liquida, pero este ingrediente no sera habitual que lo tengas en casa.

Si el mueble esta muy sucio, utiliza limón en lugar de vinagre. Tiene un poder de limpieza más profundo.

Truco 3: ¿Y si el mueble esta arañado?

Para los arañazos poco profundos en los muebles puedes aplicar el aceite de vaselina directamente sobre la superficie de madera y dejar actuar un tiempo. Luego frota con un paño limpio para darle brillo.

Truco 4: ¿Que hacer si el barniz esta deteriorado?

Cuando el mueble tenga la superficie de madera más deteriorada, haz una mezcla al 50% aceite de oliva + 50% de vinagre blanco + 25% de alcohol.

Frota la superficie con cuidado con un estropajo de lana de acero muy fina (000), limpia los restos. Veras que el mueble ha quedado sin brillo, opaco.

Cuando la superficie este seca aplica sobre la madera la mezcla de 40% de vinagre + 60% de aceite de oliva. Si sustituyes el aceite de oliva por otro de linaza cocido quedara mejor porque este último aceite es un poco más “duro” y aporta una protección más duradera.

Truco 5: ¿Como limpio los muebles de melamina con productos caseros?

Los muebles de melamina y de los resinas tienen un acabado no poroso. La mejor manera de limpiarlos es con una paño humedecido con una mezcla de agua y lavavajillas. Ojo, solo húmedo porque aunque la melamina no es porosa el agua puede penetrar por las juntas e hinchar la madera, incluso despegar la capa que va adherida al aglomerado o contrachapado.

Luego pasa papel de cocina (de celulosa blanco) impregnado con limpiacristales (más abajo tienes una receta casera) y conseguirás devolverle el brillo.

Truco 6: Limpiar mesas y superficies de cristal.

Simplemente limpia con limpiacristales que puedes hacer en casa mezclando vinagre blanco y agua en una proporción de 1 taza de vinagre y 3 de agua con unas gotas de lavavajillas (para que limpie pero no haga espuma).